sábado, 31 de diciembre de 2011

Not bad.

Me alegro de no recordar qué propósitos me hice para el 2011 porque probablemente me decepcionaría. Lo principal para poder cumplir una promesa es acordarse de que la has hecho y eso es algo que se nos suele olvidar. 
Este 2011 han cambiado muchísimas cosas. Jul ha cambiado mucho también.  Una sobrina, 2º de bachillerato, selectividad, gran canaria, trabajar, Zaragoza, filología. Todo aderezado con alegrías, tristezas, grandes vuelcos del corazón. Cambios y cambiazos.
Si tengo que hacer un balance de este 2011 al que le quedan unas horas, parafraseo a rubenelportero y lo resumo en "not bad".
Antes de acabar el año no quiero hacer propósitos, solo quiero pedir deseos. Quiero muchas mañanas con Elena; muchos mediodias con Zoe y mis hermanos; muchas tardes de filólogas con Chele, Bea, Yaiza, Alicia y Natalia; muchos miércoles con Iván y Alberto; muchos juernes de filólogas; muchos cafés y muchos conciertos con Candela; muchos fines de semana con GDR; muchas quedadas de frikiszaragoza; desvirtualizar a mucha gente; tuitear mucho con @rubenelportero, @bertoDLKai13, @David_Penalva, @roobre, @ChimechO, @kamalnightmare, @JaimeAbeja...y muchos más; ir al teatro con Natalia y conocerla más; estar mucho con Berta y Cristina; quedar mucho con Dario; disfrutar más de Monzón y los montisonenses; muchos momentos en familia; conocer mucha gente, hacer muchos amigos y filologuear con muchos filólogxs. Hacer todas esas cosas que quiero hacer. Cosas que siempre he querido hacer. Un pendiente en la oreja, llevar el pelo corto, aguantar tacones de más de 10cm, comer mucha fruta y poca carne, escribir más, mucho más y algo decente, ser buena con quien tengo que serlo, ser equilibrada, menos perra y más calmada, reirme como loca, disfrutar de lo que hago y de lo que no hago.


Feliz 2012. Ya os contaré cuando acabe.
jul.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Puedo -no- escribir los versos más tristes esta noche...

...porque lo mio es la prosa.

Hoy puedo escribir(te) con unos grados de más en el cuerpo. Con José Cuervo caminando por las venas con mi sangre y él no es precisamente Kutxi ni Robe ni Fito. Decir(te) que me pesan los kilómetros y las horas, y que me pesan los kilos... pero más me pesan las miradas.
Contar(te) que tú juegas conmigo y que yo... Yo nada   [EDITO] Yo te devuelvo la jugada. 


Todavía no es Navidad.

martes, 29 de noviembre de 2011

a fucking disciple of a fucking poet.

Me prometo mentalmente escribir sobre muchas de las cosas que me inspiran pero todo es agua de borrajas.
Hoy es distinto. Hoy tengo tiempo y ganas. Y necesidad, podría decirse. Hoy me arden las palabras en la yema de los dedos aunque no consiga hilvanar dos proposiciones decentes.


Hoy en teoría de la literatura, con the fucking poet Saldaña, hemos vuelto a un tema que me llama la atención desde hace tiempo.
Cuando escribo (o simplemente cuando pienso en escribir) hay un gran, grandioso porcentaje de realidad, de mi realidad, en mis palabras. Puedo disfrazar nombres, situaciones, sentimientos y finales, pero hay un trasfondo enorme que me recuerda que esa sigue siendo mi historia, que sigo anclada a la realidad. Lo más fácil es pensar que eso es de mal escritor (no con ello intento justificarme). Ya lo decía Goya: si hago un retrato de mi perro, no tengo una obra de arte. Tengo dos perros.
Pero ¿qué te hace pensar que grandes escritores cuya fama nadie cuestionaría no hacen exactamente lo mismo? ¿Qué sabes tú de un campo de trigo de su vida para afirmar que no es esa misma, disfrazada con otros nombres, lugares, tiempo y caracteres?
Nadie. Nada. Porque no lo sabemos. Porque una amiga puede leer cualquiera de mis entradas y decir "ya, claro, qué bonito que es, qué bien escrito, pero no es más que lo que le pasó el sábado". Pero un desconocido podría leerlo y llegar a una conclusión bien distinta, por el mero hecho de no conocerme.

¿Qué que quiero extraer de todo esto? No sé. Pero vuelvo al principio. A una frase que leí hace mucho, muchísimo, a que nadie puede crear de la nada salvo Dios. Y esto mismo, o algo muy parecido, he entendido hoy en clase. La intertextualidad. La filosofía de Batjin. Para Machado, un palimpsesto. El escritor, como cualquier artista, se alimenta de lo que lee, oye, ve, siente, vive, percibe. ¿De qué sino?

Tengo ganas de profundizar en el tema. Hoy me siento a fucking disciple of a fucking poet. 


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mañana.

Mañana, poca cosa. Rutina filológica de la que tendría que haber adoptado hace ya un tiempecito.
Por la mañana, biblioteca. María Moliner, probablemente. En plena City, para empaparse del espíritu universitario; ver, dejarse ver y que te vean; consultar unas pequeñas dudas a grandes profes; descubrir el significado de adjunto, disjunto, deóntica (¿?); recados, organización, vicio, perversión; y mañana, exclusivamente, Natalia, Jorge, Berta. De todo un poco, como en la vida misma.
Por la tarde, clase. Latín, lingüística general, teoría de la literatura. La muerte, lo activo, lo onírico. Pero pesa más la muerte, you know. Evolución etimológica, análisis y traducción, reglas, acentos, palabras breves y palabras largas y sueños breves y sueños largos y párpados lánguidos que se cierran... Y cabezas que sueñan con latinismos después, ya en la cama, como pesadilla recurrente de estudiantes de primero de filología hispánica de unizar. ¿Latín a la hora de la siesta? No, gracias. Prefiero edredones rojos a bolos. ¿Ver atardecer desde el quinto piso de interfacultades? Qué remedio. Entrar a las 15:30, en plena efervescencia del día y salir...
...de noche. 20:00 en la península. Cañas filológicas, autobuses, tranvías, bicis, Plaza del Pilar, compras de última hora, turismo por la Madalena profunda... Prolongar un poco más el día.
Ya en casa, tarde y mal, cena; algún apunte, algún libro si hay mucho ánimo; sino, series online, twitter, facebook, tuenti, guasap, llamadas a familiares y amigos... y como si de una clase de latín se tratase, sueño de nuevo.
Y mañana, miércoles. El viernes de los filólogos que sólo tenemos clase de lunes a miércoles. Semana especialemente rara, por cierto. Lunes y martes, curso sobre la subjetividad en el lenguaje. Aflora en Julia el viejo sueño del periodismo y se replantea el sentido de la vida. La charla de Paco Hernández Paricio levanta ampollas en su adormilado sentir político y revolucionario (aunque más que adormilado, apocopado con el cambio al calendario mariano y la vuelta a 1996) y se lia la manta a la cabeza, bolígrafo de gel en mano, dispuesta a conseguir los dos créditos de libre elección que prometen al estudiante aplicado. Pero del periodismo pasa a la psicología, la psicopedagogía, la historia, el sueño del teatro... y vuelve a la filología, como alguien que, ya que de nada le sirve revelarse, se rebela contra si misma.


Y, al final de todo una esperanza y unas ganas tremendas de escribir algo decente y de que este blog deje de parecer mi querido diario.
Otro día, más.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Vejez.

El hombre con zapatos de piel, que rondará los 70, bien vestido. Con el gorro negro que lleva bordado una hoja de marihuana tricolor, mas rasta que republicana. Que rehusa la prioridad de los asientos azules del bus urbano.
El señor que pasaba horas sentado en el estanco, con la camiseta de nike y las adidas con doble nudo que sus hijos le habrían comprado, el pantalón de chandal alto, pero que apenas puede caminar. Observando durante horas, con cara de quien no lleva el luto solo por dentro, como la gente entra y sale, a una velocidad trepidante, del comercio, el mundo, la vida.
La anciana que acaricia un gato que descansa sobre su regazo en el anuncio del reportaje de la sexta, tratándolo con igual mimo que al nieto que apenas la visita.
El estudiante nonagenario de mi carrera, quien, bastón en mano, recorre de lunes a miércoles el camino hasta el aula 502 de interfacultades, con la tranquilidad del que sabe que le sobra el tiempo, pero siempre puntual.
La señora Julia, que vivía en el piso de arriba cuando yo era pequeña, asidua del ascensor y del saludo cariñoso.
Aquel, o aquella, que dormía anoche en el cajero, dejando entrever apenas una frente arrugada entre su gorro y la manta.
Tomás, que esperaba en el centro de historia a que las chicas de la residencia lo recogiesen otra vez. Él, que preocupado, hacía de tripas corazón y se levantaba, asomándose a la puerta, por si le habían olvidado. Quien no concibió aguardar cinco minutos más sentado con dos desconocidas de un pueblo cercano al que era suyo hace ya más de 90 años.
Aquel abuelo, enfermo, ajado, en el que reconocer rasgos del tuyo y lamentarte por el paso del tiempo, por tener que rebuscar en tu memoria con tanta fuerza para recordar su tacto y, aun así, encontrar tan solo un ápice de lo que esperabas.

Inocencia, consuelo, soledad.

jul.

martes, 18 de octubre de 2011

Películas que ver antes de morir.

Hace tiempo le dije a una amiga que yo podía vivir sin música (aunque tampoco me gustaría) pero que jamás de los jamases podría vivir sin cine. No es que sea una adicta a la gran pantalla precisamente, pero disfruto como una enana cuando veo una buena película, me meto en la piel de los personajes como si de la mejor actriz se tratara y comparto sus emociones, no solo mientras veo la película, sino también mucho tiempo después. Puedo decir que me siento como Eduardo Saverin cuando descubre que Mark Zuckerberg le ha hecho la pua quitado la mayor parte de sus acciones de Facebook (La red social, 2010) aunque hace casi un año que la vi.

Por esta afición mia al cine y porque este blog necesita un empujoncillo y un poco de constancia, inaguro esta sección: Películas que ver antes de morir. A falta de un nombre mejor... ya se sabe.

¡Qué comience el espectáculo!
Películas que ver antes de morir:

1- Smoke (1995)
Dirigida por Wayne Wang y basada en El cuento de Augie Wren, de Paul Auster (puedes leer una traducción bastante regular aquí).
Brooklyn, verano de 1987. Un grupo de personas frecuenta el estanco de su barrio. Auggie Wren, el estanquero, es el gran confidente de todos ellos. La rocambolesca historia de cómo consiguió su cámara fotográfica y de por qué se decidió a elaborar su singular colección de fotografías -el mismo encuadre de la casa de enfrente a lo largo de 14 años- le dará por fin un argumento a Paul Benjamin, prestigioso novelista en crisis. Paul, a su vez, ayudará a Rashid, un adolescente negro algo desorientado, en la búsqueda de su padre, que resulta ser un modesto mecánico que intenta rehacer su vida. El círculo vital se cierra cuando estos contactos humanos implican de tal modo al propio Auggie que le obligan a asumir su olvidada responsabilidad respecto a Ruby, una antigua novia con la que tuvo una hija, que ahora, ya adolescente, pasa por un momento muy difícil
(Fuente: FilmAffinity)
 
"-¿Paul Benjamin? Es escritor.
-¿Si? ¿Y qué escribe, anuncios por palabras?"
"La mentira es un verdadero talento, 
Auggie. Para inventarse una buena 
historia, una persona tiene que saber 
apretar todos los botones adecuados... 
Yo diria que tú estás en lo más alto, 
entre los maestros." 
 
Es en definitiva una película preciosa, que recomiendo a cualquiera y llena de poesía en cada fotograma. Prohibido verla con sueño y preferiblemente, en un dia de invierno, bajo una manta y con un tazón de chocolate entre las manos.
 
2-Midnight in París  (2011)
Cartel de Midnight in Paris
Un escritor norteamericano algo bohemio (Owen Wilson) llega con su prometida Inez (Rachel McAdams) y los padres de ésta a París. Mientras vaga por las calles soñando con los felices años 20, cae bajo una especie de hechizo que hace que, a medianoche, en algún lugar del barrio Latino, se vea transportado a otro universo donde va a conocer a personajes que jamás imaginaría iba a conocer... 
(Fuente: FilmAffinity)





"Elevas a arte el concepto de "groupie" "

Midnight in Paris es también una película preciosa (claro, sino no la recomendaría), que puede caer en el chiste fácil en ocasiones. Se la recomiendo a todo aquel interesado en las comedias románticas, aunque no es una cualquiera: las pinceladas de arte, poesía, cine e historia que rodean a sus personajes y argumento, perfilándolo, hacer de ella una película especial, sobretodo para todo aquel que alguna vez haya soñado vivir otra época donde encontrar la horma de su zapato y conocer personalmente al autor o artífice de nuestro libro de cabecera.



Espero que os guste mi nueva sección, que veais mucho cine y que comentéis como jabatos :3
jul

viernes, 30 de septiembre de 2011

Hoy empieza todo.

Todo deberían ser principios y en realidad no hay más que finales. Nada felices, por cierto.
Hoy quiero cambiar los tacones por la nariz de payaso y permutar la pena por la risa.

Hoy no acaban los 17... empiezan los 18!

Ya lo dicen. Lo que mal empieza, mal acaba. Por eso hoy pienso empezarlos bien. Genial. Perfectos. Igual que pienso acabarlos en 366 días.

~jul!

domingo, 11 de septiembre de 2011

Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven

Seguidamente ella añadió: <<¿Conoces una vieja canción que dice  "Si tú me dices ven lo dejo todo"? >>
Volví a afirmar en silencio; no me salían las palabras, la emoción me tenía atrapado. Mi garganta era incapaz de crear sonido alguno.
Ella continuó: <<Pues siempre he creído que a esa canción le falta algo... Debería ser: "Si tú me dices ven lo dejo todo... Pero dime ven">>
Albert Espinosa

Recién comprado y leído.
Esta novela de Albert Espinosa parecía llamarme desde el escaparate de La Casa del Libro, donde entré para comprar (otra vez) Señora de rojo sobre fondo gris.
Me ha encantado la historia de este enano con cuerpo de gigantón, sus diamantes y perlas, los faros, Izan... Pero también el título, el formato, la portada. Todo. Aunque no puedo ser objetiva.

Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven

Es una afirmación muy drástica. ¿Lo dejarías todo si alguien te dice "ven"? Yo, sí. Capaz de cruzar medio mundo si me dice "ven". ¿Demasiada dependencia? Tal vez.
Pero no puedo evitarlo, no puedo decir no a según que cosas, aunque sé que debería.

Eso sí, lo dejo todo. Pero sólo si me dices ven.
julia.

martes, 6 de septiembre de 2011

Intereses y desintereses.

Consideraban muchos que la suya no era una relación normal. Compartían muchos gustos e intereses pero ni siquiera lo sabían: estar juntos les impedía decir dos palabras coherentes. El tiempo que pasaban juntos, escaso pero intenso, estaba dominado por los silencios y las risas incómodas, pero albergaba tantísimo calor que podría ser el perfecto sustituto del gas natural. Ella, asustadiza por naturaleza, huía cada vez que él intentaba acercase. Él no entendía que debía quedarse quieto pero presente y que entonces, y sólo entonces, ella sabría acercarse a él.
Hacían millones de planes para los dos, pero por separado. Deseosos de pasar tiempo juntos, acababan los dos en el sofá. Cada uno en el suyo. La estadística y la probabilidad, así como el tiempo, estaban en contra de ellos. Las pocas veces que uno daba un paso, el otro no podía o no sentía más que la necesidad de retrocederlo, de negarlo, de evitarlo.
Pero a pesar de lo que muchos consideraban, ellos veían, aunque por separado y sin compartirlo, algo especial en todo eso. Los sentimientos de ella se correspondían con los actos de él, quien a veces parecía no tener corazón ni sentimientos, o sólo de los malos. Pero aun así, había algo. Tenía que haberlo. Algo que explicase la paciencia de él, las recaídas de ella, los pequeños intentos, los pasos minúsculos que ambos daban. 
Y aunque ellos dos podían haber sido especiales, todo quedó en nada. Dejaron todo a merced del tiempo y de la magia y esperando algo que no llegó, se convirtieron en espectros de ellos mismos en el corazón del otro.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Hoy...

Hoy es un día especial porque no trabajo por la mañana. Por nada mas. Desde que no tengo 8 horas al día para hacer absolutamente nada y planear hacer absolutamente todo valoro mucho más momentos como éste, los que me permiten desayunar dos veces y me permitirían hacer un montón de cosas que llevo toda la semana planeando, pero que no hago.

Planear y no hacer es una máxima constante en mi. Por eso, veo que sería muchísimo mejor hacer planes yo sola, cambiarlos a mi gusto y amoldarlos a mis horarios y ganas de dormir. Pero, ni que decir tiene, necesito gente.
Planeo un montón de cosas que no hago, como planee subir fotos de la graduación, hablaros de mi selectividad, de las vacaciones en Canarias con mis amigas, de mi trabajo, de la futura uni... Y como lo prometido , aunque sea mentalmente, es deuda...

Último día de bachillerato. Felicidad absoluta

Mis amigas el último día de bach. Amor absoluto



El último día de bachillerato... llovía. Pero jo, fue increíble. Despedirnos para siempre del instituto, decir adiós a tantos profesores, compañeros, pasillos, mesas, baños, biblioteca, cafeteria... pensar que cuando volvamos a entrar ahí (que lo haremos) nunca más será en condición de alumnos, sino como exalumnos, madres de, profesores, visitantes, ponentes... Pero nunca más como alumnos. Meeennncanta



Foto de la graduación... Se nos adivina.
De la graduación quedaron un montón de fotos horribles y una resaca peor. No estuvo mal. El acto en el instituto tuvo sus momentos de mas emotividad y de mas pastelosidad, pero no fue tan malo como imaginaba. La cena, decente. Lo mejor de todo? La compañía. La graduación como auténtica despedida del instituto. Con tus amigxs, medio amigxs, compañerxs de batallas y de historia del arte, gente que esperas no volver a ver en tu vida... De todo, como en la vida misma.
Muchos tacones, mucho vestido (algunos de dudoso gusto), mucha corbata (algunas de dudosa procedencia)... y mucho profesor!

Como futura parte del gremio, prometo dedicarles algún dia unas palabras.

La selectividad.. bueno! Qué decir! Eso si que es una etapa extraña de mi vida...
Todo, absolutamente TODO lo que cuentan sobre la selectividad... es verdad. Es cierto que no estudias en serio hasta los tres últimos días, que lo das todo; que vía tuenti, facebook e incluso twitter se hacen verdaderas quinielas sobre lo que caerá y no caerá, casi siempre fallando; que el primer día, para el primer examen, todos sudamos y juramos, nos preguntamos por qué salimos el sábado, por qué fuimos al cine el viernes, por qué no estudiamos a Lorca y por qué no entendemos el complemento de régimen; que todos somos amigos en los momentos previos y nos preguntamos TODO; que no te acuerdas de nada...
En mi caso, el examen de lengua, el primero, cúmulo de nervios y malos rollos, la peor suerte, mucho calor, al lado de desconocidos... Pero luego fue mi mejor nota :3
Saqué un 8'5 en lengua castellana y literatura, un 5'7 en filosofía (cómo me dolió, ahí tenía 8 por lo menos :( ), 7 en inglés, 8 en latín y 8'25 en literatura universal.
Mi recomendación para aragoneses que vayan a empezar 2º de bachillerato este septiembre? No hagáis literatura! Es preciosa, hermosa y te revoluciona el corazón si es lo que te gusta.. pero no la hagáis si no quereis estudiar! Elegid historia de España en vez de filosofía (es minoritaria, pero mucho mejor! Las notas cantan por si solas). No hagáis historia del arte sobre todas las cosas de dios (la peor idea de toda mi vida). Estudiad TODA la literatura de lengua castellana, que no es tanta y realmente puede caer cualquier cosa (como este año, exactamente lo mismo que el año anterior, es decir, lo que todos habiamos dejado con el clásico "esto no va a caer").
Pero al fin y al cabo, no es tanto. Si, hay miedo. Si, hay nervios, pero luego no suspende casi nadie.... y la fiesta de después, merece la pena!


Unos días después de selectividad hice las maletas y me fui con GDR<3 a Gran Canaria, a celebrarlo todo, a vivir la noche, petar la pista, cerrar los bares, quemarnos en la playa... Es decir, tópico findebachillerato, pero a lo grande.
Pasamos una semana increíble en dos apartamentos en Playa del Inglés (genialmaravilloso, os lo recomiendo) en la que hicimos turismo por la isla, mucha playa, mucha suciedad del apartamento, mucha piscina y mucha mucha mucha vida nocturna.



El último día :'( Deberíamos volver!

<3 Laura, Miriam y Jul
Piscineando

visitando la catedral de Palma
Después de mis breves vacaciones mi rutina ha cambiado considerablemente con respecto al resto de veranos... Este, por primera vez, trabajo! En un bar y en un estanco, asi que no tengo demasiado tiempo libre... Trabajar es algo que no os recomiendo. Para nada. Yo estaba empeñadísima en que este verano quería currar... y la primera en la frente! Es super aburrido.. Y eso que trabajo de cara al público y no cogiendo fruta, por ejemplo...
Hay pequeñas cosas horribles de trabajar en un estanco, como que te pidan un "lukitriki" en vez de un Lucky Strike, un "pal mal de tripa" en vez de un Pall Mall, o un "lunesmartes" en vez de un LM.
Hay además una serie de simpáticos que desconocen el tamaño de las boquillas que usan... Por ejemplo, el caso más común en que te pidan "boquillas de las pequeñas", les des de 4 milímetros, las pequeñas y te digan "no, no, mas grandes". Eso, queridos, quiere decir que las boquillas de 6 milímetros que queréis SON LAS MEDIANAS.
Otra razón para odiar mi trabajo es la gente que me responde "me da igual".
-Un tabaco barato
+Austin, braniff, rolls, coburn?
-Me da igual...
+A MI SI QUE ME DA IGUAL, YO NO ME LO VOY A FUMAR!
En fin, la vida de estanquera es muy dura... pero no trabajo de gratis, así que aguanto. Y callo. Y no grito a nadie por muy anormal que sea y por mucho que me hinche las narices...

Después de esta declaración de intereses, nada mas que decir, aparte de que prometo retomar el blog y dedicarle algo de tiempo, que lo tengo abandonadísimo!
Besitos, nos leemos!
~jul

sábado, 9 de julio de 2011

Rojo

—¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color ROJO?
—¿Color ROJO? querrá decir negro.
—No, se puede tener un dia negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días ROJOS son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué.
 Desayuno con diamantes.


Unos zapatos rojos. Tiene que ser precioso tener unos zapatos rojos. Son como muy de película, no?
Zapatos rojos y brillantes, cómodos, desgastados, un poco sucios pero sin resultar asquerosos. Zapatos de confianza, de los que te pondrías para una entrevista de trabajo si pudieses, de los que te pones incluso con aquella que blusa que no es roja pero casi. Zapatos multiusos, ligeros, que caben en el bolso. Zapatos rojos y perfectos que te sentarían siempre bien, aunque engordes 10 kilos los zapatos siempre sientan bien. De esos que te hacen sentirte segura, que te hacen sentirte una chica y no un hongo, que son de la temporada pasada o de hace dos, con el lazo o la hebilla apunto de decir adios para siempre.
Los zapatos que protagonizarían un cortometraje. Zapatos de una chica cualquiera de entre 18 y 20 años de pelo largo e ideas confusas, fumadora de la marca más barata y con las uñas mal pintadas, a veces rojas, a veces de un color absurdamente brillante y que no puede mirarse directamente. 
Unos zapatos para llevar con vestido corto, pantalón largo, falda de tiro alto y con medias tupidas, sin medias ni tiritas en verano. Zapatos y bolso a juego, que dejen entrever cierto aprecio por tí misma más allá de tus uñas mal pintadas y del enredón en el mechón de pelo que no llegas a peinarte.
Zapatos viejos, con experiencia, viajeros. Rojos. A juego con el bolso, la americana, tus labios o el color de las uñas de los pies que no se ven. Rojos. Definitivamente rojos.

domingo, 29 de mayo de 2011

Anarcoentrada.

Hoy voy a escribir lo que se conoce como una anarcoentrada, porque llevo tanto tiempo sin escribir nada que no puedo enlazarla con nada...
He pasado unas semanas bastante estresadas, con un montón de examenes y demás gaitadas. Ahora ya he acabado, finish, caput. He aprobado tooodo! Me preocupaban un montón los examenes de arte y de filosofía, pero al final los saqué bien :D En algunas asignaturas, como historia de España o lengua y literatura, he sacado menos nota de la que quería, pero no me voy a presentar a subir de nada. No me apetece, sólo quiero descansar y pasármelo lo mejor posible!

Ejemplo de sábado noche.  




Como ya he acabado los examenes, ayer Bárbara y yo salimos para celebrarlo... Nada más que decir. >.<'


Por cierto, dentro de 5 días (sólo 5 díííííííííías! qué nerviooooss!) es la graduación... Y ya tengo mi vestido! Mis mejores galas, desde luego...

Con el vestido puesto... se ve un poco borrosa, pero sirve!

El vestido de cerca. Monísimo, eh?
Mis sandalias. Imposibles, lo sé.

El vestido es de El Corte Inglés. Me costó 45€, yo creo que no está mal... Para usarlo solo una vez (no tengo bodas ni comuniones a la vista) me parece bastante adecuado.. Las sandalias, de Zara, 25'95€, son también para esa noche solo, porque eso no me lo podré volver a poner jamás (suponiendo que no me tengan que amputar los pies esa misma noche...). Por si acaso tengo unas de suela de esparto, de cuña con unas tiras color crudo, para cambiar cuando no pueda más.

Además, me he comprado unos pendientes de pececitos muy monos para el día a día y unas sandalias ibicencas super cómodas

Quizá parezcan algo masculinas, pero son de piel, comodísimas y me han costado 25€. Mi tio tiene unas iguales... :3
Me las he cogido en marrón oscuro porque supongo que son más combinables (y claritas ya tengo las otras). Mañana me daré una vuelta por el instituto, sólo para recochinearme de los que aun tienen clase, y me las pondré con unos pitillos vaqueros oscuros, una camiseta básica y si el tiempo lo permite, la americana gris. Divina, no?
Al principio nadie daba un duro por las americanas, pero poco a poco se han ido poniendo de moda. Yo ya tengo una gris y dos negras, una heredada de mi hermana, y la verdad es que me encantan! Estilizan un montón y son super versátiles.
Por ejemplo, tanto te la puedes poner con una camiseta lisa, unos pitillos y unas manoletinas y llevar un aire elegantísimo; como con una camiseta con algún dibujo cachondo, unas converse y pantalones más rectos que los pitillos; como con unos pantalones más cortos, una camiseta negra con algo de pedrería o tachuelas (por ejemplo) y unas manoletinas negras. Mi look favorito es con las botas de piel bajitas y pitillos grises oscuros. De arriba, cualquier cosa. Con collares largos también queda genial!

En fin, después de esta lección de moda, me voy, que he quedado para tomar un café.

Un besito, lectores! Y apurad el fin de semana!

sábado, 23 de abril de 2011

Ahora que estoy despierta...

Ahora que estoy despierta necesito poner negro sobre blanco todo lo que viví anoche, para no olvidar ni una palabra más de las que ya he olvidado...

A eso de las 23:00, cuando conseguí superar mi crisis de vestuario ~primer indicio de que las cosas no iban a salir bien...~ me metí en la ducha y, llamadme emo si queréis, me lo merezco, me corté cinco veces depilándome (supera eso!) ~segundo indicio que parecía decir: quédate en casa!~

Por supuesto no hice caso de esos pésimos augurios porque... no se por qué, pero me fui por ahí, de farra, de fiesta, de party, a petar la pista, a cerrar los bares... Por supuesto, no hice nada de eso. Fuimos a un bar... Estuvimos... Saludamos a diversos seres -muchos de ellos desconocidos...- y... nos fuimos a otro. ¡Pero volvimos! Sé que no puedo competir con Laura (tenía 16 la última vez que las conté!)... pero me dieron 5 pulseritas de colores de esas que brillan en la oscuridad *-*  

Estabamos ahí, sentadas en un taburete al lado de la barra, esperando algún chupito, que según dicen las expertas de la noche, siempre cae; cuando... OMG!!! Aparece él! 

[Representación poética de la situación]
Algunas tenían un vaso en la mano, otras, como ella, eran más rápidas y hacía tiempo que había dejado atrás la segunda copa. Parecía casualmente apoyada en la barra, aparentando ser interesante, pero más bien la barra la sostenía, intentando aparentar dignidad, más que interés, en ese ambiente que no era el suyo. Un leve susurro interrumpió sus pensamientos sobre cócteles y mezclas:
-Mira quién ha entrado...
Antes de girarse, sopesó todas las opciones. Sus candidaros más firmes eran el cuarentón que aparecía muchos fines de semana o ése que tan bien bailaba y sobre el que los rumores lo llenaban todo. Apostando consigo misma, decidió darse la vuelta.
Cuando vio su pelo, su perfil, sus horribles zapatos... Pensó que todo era un sueño.
-¿Y dónde está ELLA? ¿Por qué sale sólo? - Preguntó a sus amigas, sin ser consciente de que luego le preguntaría a él muchas de las cosas que siempre quiso saber.
[Fin de lo bonito]

Bua bua bua bua bua, pues eso, que apareció ÉL! y os estaréis preguntando... ¿Quién es él? Bueno, pues os diré que no os lo puedo decir. No es una super estrella, ni será el padre de mis futuros hijos, ni es alguien políticamente correcto para un sábado noche y mi edad (pero qué más da...). Digamos, por ejemplo, para que os hagais una idea, que era el entrenador de fútbol (ya, yo no juego al fútbol). Pero, en fin, alguien inalcanzable con quien no se debería estas a las 4 de la mañana en un bar.

Al principio manteníamos las distancias...Pero había algunos intentos de llamadas de atención... Cuando me quise dar cuenta, Paula, Barb (que no es del equipo de fútbol, tenía libertad total) y dos "chicos" más estaban hablando con él... Nos pintamos un bigote burlesco en el dedo y le pedimos que nos hiciese una foto (parecía que el botón se le escapaba, pero lo consiguió).

En fin, después desaparecieron todas.. O.O no sé como lo hicieron! y yo pensé "conversación al traste..." Pero no! hasta me tomé una caña!
Intercambiamos recuerdos de la infancia, hablamos del equipo de fútbol, de como podría mejorar, de música (prefiere Fito a Platero! OMG)...
Entre otras cosas, me dijo que su disco favorito de Extremoduro es Agila y me contó que el de Iros a tomar por culo lo grabaron en no se qué sala... ESTANDO ÉL PRESENTE! dijo también que la gente le decía a Robe: pero eso esta mal dicho, es IDOS a tomar por culo!/ y que él contestaba: yo digo IROS, idos es demasiado fino para mí.

Lo más importante, lo más bonito de todo fue el decirme que en la canción "Sucede" de extremoduro, aparece un verso de Neruda.

Sucede que me canso de ser hombre

En fin, que fue una noche... Maravillosa! Aprendí un montón de cosas y me fui contentííííííííísima a casa!

Besitos, lectores! Y gracias por vuestra paciencia si habéis llegado hasta aquí!

jueves, 21 de abril de 2011

Hola.

Digo hola con vergüenza, porque llevo semanas sin poner un pie aquí.

La verdad es que todo está siendo normal últimamente... me hubiera gustado escribir para el día de la República, pero entre una cosa y otra, se me pasó. Últimamente me dedico mucho más al twitter que al blog.

Estoy de vacaciones, pero lo único que vale la pena destacar es la visita que nos hicieron las chicas de Zaragoza (días MARAVILLOSOS) y la nochecita en Alfantega con las chicas de Jaca.
Por lo demás, tengo muchas cosas que hacer y no estoy haciendo nada... Un poco del trabajo de literatura y el Beatus Ille, pero ni tocar Calladas Rebeldías ni los ejercicios de inglés, ni el latín, ni los resumes de filosofía que tenía previstos...

Lo que más me apetece en estos momentos es agarrar una mochila e irme a la playa, o a la montaña, o al fin del mundo, o al infierno... Pero no quiero ni oir hablar de quedarme quieta.
Me da la sensación de que han cambiado el teclado de mi casa, me cuesta mucho más escribir.

Hasta más ver, lectores.
~jul

sábado, 9 de abril de 2011

Monólogo mental de Julia.

[inspirado en Monólogo de Molly Bloom del Ulises de Joyce]


hace dias que no escribo porque parece que las letras huyen de mis dedos y no tengo planes hoy es sabado y me apetece salir porque me he levantado pronto por qué me he levantado pronto si quería dormir pero hoy mi novio no quiere hacer y ay cuanto me aburro a veces ahora soy casi rubia porque mi peluquera quiere que sea rubia pero rubia pollo tengo el pelo indefinido entre el marron y el amarillo y no me gusta ninguno pero me gusta mi camisa de cuadros seguro que piensan que no tengo otra cosa pero es que me gusta mucho y ayer la llevaba con una camiseta blanca con letras pantalones cortos vaqueros y botas marrones y eso si que me gustaba mucho como la pizza que cené que pagó chema ya ha celebrado cuatro veces su cumpleaños chema porque no se puede juntar al ganado y yo a las sifis no las quiero ni ver que por eso me caen mal tengo las gafas sucias pero son grandes y aburridas de limpiar y no me apetece porque no lo se hacer bien y veo peor ya no me acordaba del trabajo de historia que es un rollo y no me apetece hacerlo a mi me apetece irme a Lérida o a algún sitio pero nadie quiere y Elena se ha ido a la playa y Sergio tiene que ir al campo y yo tego sueño y me aburro y no quiero hacer nada jodeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer que poco me gusta todo hoy no tengo hambre tan poco últimamente me gustan menos las cosas ya no como ni tigreton y la pasta me aburre y pienso a veces que me voy a quedar sin que me guste nada y me morire de hambre pero no lo pienso en serio porque como un monton mas que tu no entiendo a la gente que a veces habla y a veces no hoy hasta twitter es aburrido tengo que limpiar la habitación pero no quiero dice Bea de salir esta noche y a mi me da igual porque si salgo me aburro y si no salgo también ya es casi verano y los bares huelen a sobaco a mi eso no me gusta y no me gusta la música esa asquerosa que ponen y Paco dice que la flor de jericó hace un arbusto que da mania pero luego se hace una flor muy chula y se puede guardar en un armario cuando se queda sin agua porque se hace una bola y ko a mi Paco me gusta un monton pero confundió un preterito imperfecto con un preterito perfecto y es profesor de filosofia y lo sabe todo yo por esas cosas le quitaba el título y lo mandaba a su casa con su arbusto que da mania y su perro de 40 kilos es muy educado mi perro pesa 6 kilos y se come lo que quiere no me gusta correr detras del perro para quitarle cosas de la boca se escapa al huerto y lo ensucia todo echo de menos el baloncesto ahora que hace buen tiempo tengo ganas de hacer deporte pero nadie quiere hacer deporte porque hace calor y se suda han venido prefiero estar sola y me dicen que tengo que quitar el lavavajillas y dejar el ordenador no quiero hacer ninguna de las dos cosas

lunes, 21 de marzo de 2011

Fin de semana!

Hola bloggers!
Después de muchos días, vuelvo por aquí, perdón por la tardanza! Pero estaba esperando unas fotos de este fin de semana maravilloso que he pasado en Jaca con mis amigas para celebrar los 18 de Bea!

El viernes al salir del instituto Elena, Bea, Paula, Leyre y yo nos metimos en un bus rumbo a Huesca y de ahí a Jaca. Nada más llegar compramos lo que ibamos a necesitar para ese finde! 
Elena, Paula, Bea, Leyre y yo

Paula y yo


Luego vinieron Laura y Bárbara algo más tarde... Esa noche la dedicamos a comer comer comer y algunas beber y conocer la Jaca nocturna!
Yo vi Navy con Elena tapaditas en el sofá ^^'

La mañana del sábado empezó con el bigote de Bárbara... Dormirse la primera tuvo graves consecuencias!
El bigote de Bárbara... y Paula fue la artista!
 

Primera mañana

Primer desayuno

Después de comer Elena y yo nos fuimos por ahí mientas las demás dormían como marmotas y aprovechamos para hacernos una GRAN sesión de fotos!








Después fuimos a patinar... Más bien Elena patinó y yo lo intenté brevemente.. Me da mucho miedo y se me da fatal!


Menos mal que salgo mona, porque patinando no valgo un duro!  

Por la noche salimos a cenar y cual fue nuestra sorpresa que nos encontramos cuatro cajas de cartón de publicidad en las que salia Orlando Bloom GUAPIIIISIIIMO! Pensamos en llevarnoslas cuando volviesemos de cenar (no ibamos a llevarlas al restaurante...) pero cuando volvimos SOLO QUEDABAN 2! (hay que ver lo que fanga* la gente...)




Nos llevamos los dos cartones a casa.. Uno para monzón y otro para albalate! Pasamos una gran noche con Orlando y los amigos de la prima de Bea :)

MIO!


Todos os lo estareis preguntando.. Si volviamos a Monzón en dos autobuses... ¿Volvió Orlando con nosotras? La respuesta es SI! Para asombro de muchos paseamos a un Orlando Bloom enorme por Jaca, Huesca, Monzón y Albalate y con mucho descaro lo metimos en dos autobuses y diversos bares! La gente alucinaba...



En resumen mis amigas y yo hemos pasado un finde GENIAL en Jaca! Los 18 de Bea son un gran acontecimiento y merecían una gran celebración!

Nos vemos por los Blogs!
~jul

---------
*Fangar: palabra característica de Albalate de Cinca. Sinónimo de robar.

lunes, 14 de marzo de 2011

Caracol.


Me dices que me parezco a los caracoles
me sobra techo me muero en soles
tras la espesura del chaparrón...
Será que el camino bueno se ha vuelto malo
o que no quiero pegar ni un palo
que solo quiero escuchar tu voz...

Los mismos clavos, Marea.







Dicen por ahí (o más bien, digo yo ahora), aunque tal vez sea una leyenda urbana sin ningún fundamento, que somos como caracoles y que nuestras acciones son la baba que vamos dejando. 
Por eso, pasemos por donde pasemos, por mucho que nos avergoncemos luego o que deseemos no haberlo hecho, queda la marquita, el rastro, las huellas que puede seguir aquel que desee seguirlas.
Y ahora, ya no se puede borrar nada, porque, todos lo sabemos, los caracoles no manejan fregonas y no vuelven atrás ni para borrar, ni para coger impulso.

Por eso y por muchas mas cosas, es muy cruel jugar a la pelota con otro niño y llevarte la pelota cuando le toque tirar a él. Por eso, no puedo soportar que ahora intentes borrarlo todo sin más, porque ya no se puede, porque eso pasa en Fisica o quimica, que una temporada intentan matarse, pero a la siguiente se acuestan juntos y no se acuerdan del último personaje que ha dejado la serie.



Tras esta pequeña declaración de (des)intereses, he de decir que hoy he asistido a un taller de cine y mujer, donde hemos visto el corto Pasionaria, de Leonor Bruna, que recomiendo a todo el mundo. Maravilloso, sin más. Ambientado en los últimos momentos del franquismo y que narra una historia de adolescentes que ya son mujeres, pero de otra época.





Besos y abrazos con baba de caracol de
~jul


sábado, 12 de marzo de 2011

Pesimismo.

Soy de esas que cuando las cosas les van medianamente bien se dicen a si mismas: " se acabó la autodestrucción, voy a ser positiva, si las cosas no son tan malas.."; pero cuando vuelven a ir mal recapacitan y se dan cuenta de que es mucho mucho, mucho mejor estar revolcándote en tu propia miseria.

Si este mundo es un escenario, la obra es demasiado difícil para mí, que no hago mas que reirme en mitad de un diálogo o mirar el guión una y otra vez.


jueves, 10 de marzo de 2011

Por fin!

Por fin he acabado los examenes y ya sé las notas! Podrían haber ido mejor, pero no está mal! 
Para celebrarlo ayer me fui con unas amigas al parque, como había prometido! Al principio la tarde fue muy muy bien, pero luego por intervención divina de una de mis amigas, la tarde decayó como el viaje a París que acabó en Pau...
Paula, encargada de liarla más de lo debido...
Leyre, Elena y yo... Foto de hace.. un día!
































































































































































Luego la tarde volvió a mejorar, ya que fui a un taller literario chulíííísimo sobre La voz de las mujeres en el exilio sobre lo que escribiré algún día...

Hoy además he ido con mi hermana, mi madre y mi sobrina a Lérida de compras :D No había grandes cosas.. Todo se limitaba a flores demasiado románticas, colores fluor y rayas marineras ...
Pero me he comprado una camisa de cuadros, una camiseta con letras como de máquina de escribir, unos vaqueros claritos, unos calcetines de "Hello Kitty" y una americana gris...
Calcetines del HyM
Camisa y camiseta de Zara
Además, en Sfera, que no sabía que tenía cosas tan guays he comprado dos alfombrillas de ratón... Una para mí y otra para Elena! Pero no se cual será para cada una... A mi me encantan!

Alfombrillas de Sfera por 4€/u

En fin, que prácticamente he empezado una nueva vida después de los examenes! Quiero descansar un montón para coger con ganas la tercera evaluación y sobretodo, ESCRIBIR!

Bitch! You're alive because is illegal to kill you!


Buena suerte, bloggers!
~jul