sábado, 31 de diciembre de 2011

Not bad.

Me alegro de no recordar qué propósitos me hice para el 2011 porque probablemente me decepcionaría. Lo principal para poder cumplir una promesa es acordarse de que la has hecho y eso es algo que se nos suele olvidar. 
Este 2011 han cambiado muchísimas cosas. Jul ha cambiado mucho también.  Una sobrina, 2º de bachillerato, selectividad, gran canaria, trabajar, Zaragoza, filología. Todo aderezado con alegrías, tristezas, grandes vuelcos del corazón. Cambios y cambiazos.
Si tengo que hacer un balance de este 2011 al que le quedan unas horas, parafraseo a rubenelportero y lo resumo en "not bad".
Antes de acabar el año no quiero hacer propósitos, solo quiero pedir deseos. Quiero muchas mañanas con Elena; muchos mediodias con Zoe y mis hermanos; muchas tardes de filólogas con Chele, Bea, Yaiza, Alicia y Natalia; muchos miércoles con Iván y Alberto; muchos juernes de filólogas; muchos cafés y muchos conciertos con Candela; muchos fines de semana con GDR; muchas quedadas de frikiszaragoza; desvirtualizar a mucha gente; tuitear mucho con @rubenelportero, @bertoDLKai13, @David_Penalva, @roobre, @ChimechO, @kamalnightmare, @JaimeAbeja...y muchos más; ir al teatro con Natalia y conocerla más; estar mucho con Berta y Cristina; quedar mucho con Dario; disfrutar más de Monzón y los montisonenses; muchos momentos en familia; conocer mucha gente, hacer muchos amigos y filologuear con muchos filólogxs. Hacer todas esas cosas que quiero hacer. Cosas que siempre he querido hacer. Un pendiente en la oreja, llevar el pelo corto, aguantar tacones de más de 10cm, comer mucha fruta y poca carne, escribir más, mucho más y algo decente, ser buena con quien tengo que serlo, ser equilibrada, menos perra y más calmada, reirme como loca, disfrutar de lo que hago y de lo que no hago.


Feliz 2012. Ya os contaré cuando acabe.
jul.