miércoles, 29 de mayo de 2013

Decálogo para sobrevivir a los exámenes fuera de casa.


1.- No compres comida. Te la comerás.

2.- Llama a tu mamá todas las noches. Varias veces al día si es necesario. Llámala "mamaíta" y recuérdale que es la mejor mamá del mundo. Te dirá cosas bonitas.

 3.- Compra pañuelos de papel. Imprescindibles. Los mocos no tienen respeto por nada ni por nadie.

4.- Consigue a alguien que te abrace y te diga cosas bonitas cada 45'-1h. Probablemente tendrás que pagar por esos servicios. No pasa nada. Tienes el dinero que no te has gastado en comida. Contrata el paquete que incluye dar paseos. Merece la pena.

5.- Si estudias fuera de casa, usa mallas. No pasa nada si pareces una heroinómana en época de exámenes.

6.- Si estudias en casa, no uses sujetador. Es un sufrimiento innecesario.

7.- Rodeate de gente que también tenga que estudiar. La presión de grupo funciona.

8.- Por muy contenta que te levantes una mañana, no te pongas rimmel. Jamás volverás a tener tiempo libre, no te desmaquillarás y parecerás un mapache. Heroinómana, sí. Mapache, no.

9.- Duerme sin pantalones para acostumbrarte a que te pillen en bragas en los exámenes.

10.- Ten pensamientos positivos: alguien tiene que aprobar. Quizá seas tú.

Quizás, quizás, quizás. 

 
 
 
 
 

2 comentarios:

Candela Supertramp dijo...

Qué suprema eres.

Elly dijo...

Y si seguimos con tranquilidad los pasos, es posible que sobrevivamos, ¿No?